Volar en globo desde Montserrat

Montserrat (que significa “monte aserrado” en Catalán) fue designado Parque Nacional en 1987 y aún hoy se mantiene como uno de los lugares turísticos más notables en Barcelona. Es conocido como el sitio de la abadía benedictina Santa María de Montserrat, que alberga el santuario de la Virgen de Montserrat.

Para los turistas aventureros y atrevidos, esta montaña puede ser divisada desde un vuelo en globo aerostático. La vista de la montaña y otras áreas de la ciudad puede ser bien capturada a solo 3000 pies (900 metros).

La mayoría de los turistas en Barcelona suele querer tener esta experiencia emocionante. Y muchos de los proveedores de vuelos en globo aerostático ofrecen sus servicios en horas tempranas del día, de manera que puedas disfrutar la brisa fresca de la mañana.

Plan ofrecido por los proveedores

Típicamente, la mayoría de los proveedores de vuelos en globo en Barcelona ofrecen un plan que dura entre 1 y 1,5 horas; así mismo, también ofrecen opciones adicionales como vuelos privados y paseos de más de 2 horas.

Dependiendo del plan que escojas, el paquete incluido ofrece un desayuno ligero antes de despegar o un brunch con vino y tostadas después de aterrizar, así como transporte ida y vuelta al sitio de encuentro.

Qué esperar

Muchas de las compañías de vuelos en globo en Barcelona te contactarán al menos dos días antes de la fecha pautada para informarte sobre los detalles de la aventura. También revisarán el pronóstico del tiempo para el día concertado, para determinar si el vuelo se mantendrá según lo planeado.

También puede interesarte:  Una aventura comestible en el Museo del Chocolate de Barcelona

Durante tu vuelo podrás disfrutar de algunas comidas ligeras, como snacks y bebidas no alcohólicas o agua. Al final del vuelo se te expedirá un certificado de vuelo firmado por un piloto.

La cesta puede soportar varios pasajeros a la vez, así que prepárate para compartir con muchos otros turistas. Si prefieres ir solo, quizá decidas reservar un vuelo privado. Esto te permitirá estar solo tú y el piloto, o tú y tu grupo de amigos o familia junto con el piloto (literalmente, no habrá nadie más).

Cosas para recordar antes del vuelo

Usa botas o zapatos con calcetines altos

Puede sonar extraño, pero es necesario. El itinerario de un vuelo en globo aerostático no es fijo. El sitio en donde aterrizarás depende del clima y, quién sabe, puede ser en medio de arbustos (esto es muy probable).

Lleva tu cámara

Montserrat tiene una vista que no querrás dejar de capturar con tu cámara. La mayoría de las veces las fotografías son la mejor forma de registrar un momento. ¡Así que no te olvides de llevar tu cámara contigo!

Usa el baño

Una vez que estés en el aire no habrá baños. Recuerda usar el baño antes del inicio de tu vuelo para evitar que tú mismo arruines tu viaje.

Usa un sombrero o una gorra

Dado que estarás moviéndote hacia el sol mientras asciendes, es recomendable usar una gorra o un sombrero para proteger tu rostro del calor. También puede servir para mantener tu cabello controlado, de forma que tu visión de Montserrat no se obstruya.

Tips para obtener la fotografía perfecta

  • Pregunta al piloto sobre el mejor lugar en el globo para tomar una foto increíble de Montserrat.
  • Deja tu trípode en tierra.
  • Usa un lente de distancia focal larga (150 mm o más) para obtener una toma más grande.
También puede interesarte:  Los mejores bares en Barcelona

El aterrizaje

Después de haber disfrutado de este fantástico tour, de seguro necesitarás descender y regresar a tu departamento de lujo, donde te refrescarás para descansar o para continuar tu recorrido.

En cualquier caso, este escenario a veces no se consigue tan fácil como suena. El piloto identificará un lugar seguro para aterrizar basándose en la experiencia reunida por volar en el área durante bastante tiempo.

La llegada casi siempre es determinada por la velocidad del viento y el paisaje. Cuando la brisa es normal, aterrizar puede realizarse sin problemas: el globo se posa tranquilamente sobre el suelo sin ninguna dificultad.

En caso de haber brisa indirecta, el piloto puede dar instrucciones a los pasajeros de agacharse mientras se realiza el descenso, curveando las rodillas para minimizar el impacto del aterrizaje.