Cataluña es una región que tiene mucho que ofreceros y así lo evidencian las hermosas playas de Sitges, a tan solo a minutos de la ciudad Condal.

Desde los apartamentos Mercedes Heritage podéis caminar unos minutos y tomar el Renfe para llegar a Sitges en unos 50 minutos.

En este pueblo marinero hay playas urbanas y otras más alejadas, por lo que es una localidad ideal para que paséis un verano de diez según lo que más os guste.

Seis de las playas de Sitges han sido catalogadas con la categoría ISO 14.001 por la calidad del agua, su fina arena y por sus servicios de limpieza, socorrismo y por toda su gestión ambiental.

Las principales playas de Sitges

La Ribera

Una de las playas con certificación ISO es la playa La Ribera. Además, es probablemente la más concurrida de todas las de Sitges.

Ubicada en pleno paseo marítimo tiene aguas tranquilas, arenas doradas y se ubica en pleno centro urbano, así que es ideal si no queréis alejaros demasiado de la ciudad.

Tiene todos los servicios para que lo paséis en grande: chiringuitos, toldos, hamacas, servicios de masajes, patines de agua, sombrillas, rampa de acceso y escuela de vela.

Platja de Sant Sebastiá

La Platja de Sant Sebastiá es muy popular y frecuentada por familias. Su ambiente agradable y las actividades que ofrece son ideales para niños.

Ir a la playa de San Sebastián es diversión garantizada. Además, tiene un paseo marítimo con muchas terrazas ideales para degustar algo.

Platja de Anquines

La Platja de Anquines se destaca por sus aguas tranquilas en las que vuestros niños podrán jugar a sus anchas.

Ubicada en una pequeña cala ofrece la paz y la tranquilidad para relajarse en vacaciones.

Brinda a los visitantes todos los servicios, por lo que solo tenéis que ir con vuestro bañador, protector solar y todas las ganas de disfrutar.

Platja de la Fragata

La Platja de la Fragata es ideal para los amantes del deporte. Con mallas de voleibol, botes a pedal y un club náutico, son la oferta perfecta para ejercitarse bajo el sol.

Es importante que toméis en cuenta que no tiene sombrillas ni sillas, pero sí tiene un bar, equipo de socorro y duchas.

Platja Terramar

Un poco más alejada del centro está Platja Terramar que con su tranquilidad y arena dorada os cautivará. Ofrece sombrillas, tumbonas y botes de pedal para alquiler; tiene un bar en la playa y puestos de socorrismo.

Platja de l’Estanyol

La Platja de l’Estanyol tiene un ambiente ajetreado en verano, con mucho movimiento. Con sus tres bares, alquiler de tumbonas, sombrillas, sillas y similares suele estar repleta en verano.

Platja de la Bassa Rodona

La Platja de la Bassa Rodona es la favorita por la comunidad gay.   En cuanto a ubicación, es súper céntrica, por lo que es una de las más populares y concurridas. Además de los servicios básicos también podéis alquilar kayaks para dar paseos.

Platja de Garraf

A las afueras de la localidad de Garraf se encuentra la playa de Garraf, a la que fácilmente podéis llegar en tren o en coche.

Tiene todos los servicios pero es recomendable que llevéis vuestra neverita portátil con comida. En esta playa veréis casitas antiguas de color blanco y verde que ya tienen un siglo de historia y le confieren un aire pintoresco.

Les Botigues

En un breve viaje en tren se llega a la playa Les Botigues, quizá la más grande de Sitges. Con kilómetro y medio de largo y más de 100 de ancho es bastante espaciosa, por lo que tendréis bastante sitio para escoger dónde pasar el día.

Cuenta con todos los servicios e incluso rampa de acceso para personas con movilidad reducida.

Cala Ginesta

Si estáis buscando una playa sumamente exclusiva y prácticamente privada, Cala Ginesta es para vosotros. Es una de las de acceso más difícil, pues solo se puede ingresar a través de un pequeño caminito por el puerto.

Tiene tumbonas, sombrillas y un chiringuito para que paséis el día cautivados por el paisaje natural de los acantilados.

Platja del Balmins

Ubicada muy cerca de la iglesia principal de Sitges, es muy céntrica y concurrida.  Es una de las principales playas nudistas de la zona pero no es excluyente si queréis dejaros el bañador.

Se divide en tres calas distintas, tiene un restaurante en plena playa y todos los servicios. Su paisaje es asombroso dado que muestra la vista de las montañas.

Platja d’Aiguadolç

También se trata de un destino nudista, pero siempre hay mucha gente en bañador.

Cuenta con todos los servicios para pasar un día familiar con comodidad. Por eso suele estar muy concurrida en verano, aunque por su amplitud podréis tener suficiente espacio para evitar la multitud. Su paisaje de montaña le confiere una belleza particular.

Para pasar un día de playa en Sitges, podéis alojaros con máxima comodidad en los apartamentos Mercedes Heritage; en menos de una hora estaréis allí.

Related Posts