Parece imposible, pero no lo es. De hecho, ver Barcelona en 3 días es más que suficiente para captar la esencia de una ciudad que enamora desde el primer momento. Ya sea en fin de semana o en puente, es posible dedicarle tres días a recorrer las calles de la capital catalana, empaparse de modernismo y de patatas bravas.

Hemos preparado un itinerario para que no te pierdas lo más importante de la Ciudad Condal. Ponte unos zapatos deportivos cómodos porque empezamos con nuestro paseo de tres días por Barcelona:

 

Día 1: Eixample y Centro

Por la mañana.-

El barrio del Eixample de Barcelona, actualmente dividido en tres zonas (La Dreta de l’Eixample, l’Esquerra de l’Eixemple y l’Antiga Esquerra de l’Eixample), es una de las zonas más importantes de la ciudad que merece ser vista nada más comenzar el itinerario. De hecho, te recomendamos empezar por la Dreta de l’Eixample, que es donde se encuentra el Paseo de Gracia.

Se trata de una de las calles con más renombre de la capital, donde se encuentran tiendas comerciales y de lujo, así como todo un muestrario de la arquitectura modernista. Aquí podemos ver la famosa Casa Batlló de Gaudí, donde su fachada de trencadís expone la maestría de uno de los grandes maestros arquitectónicos de la historia.

También encontrarás otra de las Casas de Gaudí, la Casa Milá o más conocida como La Pedrera, donde puedes quedarte admirado observando sus balcones que emulan los pliegues de la naturaleza con hierro forjado. Eso sí, ten en cuenta que Barcelona también alberga otras casas modernistas como puede ser la Casa Amatller de Josep Puig i Cadafalch y la Casa Lleó i Morera de Lluís Domènech i Montaner.

 la pedrera

Por la tarde.-

Después de descender por el Paseo de Gracia y haber cumplido con la ruta modernista, desembocamos en la Plaça de Catalunya, centro neurálgico de Barcelona. Aquí es el momento de buscar un sitio para comer, que seguro que se te ha abierto el apetito.

En la zona de Plaça de Catalunya y calles adyacentes (Carrer de Pelai, Ronda Universitat, etc.) encontrarás todo tipo de establecimientos gastronómicos, de mayor o menor presupuesto. Eso sí, no te vayas de Barcelona sin probar el vermut y las patatas bravas, ¡te encantarán!

Dicho esto, es el momento de emprender el camino y bajar Las Ramblas. Esta concurrida calle de Barcelona es una estampa de la ciudad llena de comercios, puestos y turistas. Deambularás bajo la sombra de los árboles y pasarás por la famosa Fuente de Canaletas, punto de encuentro de los seguidores del F.C. Barcelona.

Para culminar esta jornada, lo mejor es que a la altura de la parada de metro de Liceu, gires a la izquierda y te adentres en el Barrio Gótico de Barcelona. Ver Barcelona en 3 días supone hacer una parada obligatoria en este barrio de la capital catalana donde podrás ver:

  • La Catedral de Barcelona
  • Casa de l’Ardiaca
  • Plaça de Sant Jaume
  • El Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Catatunya
  • Plaça de Sant Felip Neri
  • Plaça Reial
  • Museo de Historia de Barcelona (MUHBA)

Cuando concluyas el tour, lo mejor es volver a las Ramblas en el punto donde las dejastes y bajar hasta el final, llegando al Mirador de Colón y al Puerto Viejo de Barcelona, un lugar idílico para un atardecer en buena compañía.

 

Día 2: Sagrada Familia, Barceloneta y Plaça d’Espanya

Por la mañana.-

Amanece un nuevo día en Barcelona y es hora de salir de la cama, tomar un buen desayuno para recargar pilas, y acercarse por la mañana a la obra por excelencia de Antoni Gaudi: la famosa Sagrada Familia.

La magia de una catedral inacabada es su mayor atractivo, así como su arquitectura, sus vidrieras y su interior, que emula la sensación de introducirse en un bosque frondoso lleno de colores. Sin duda, una obra de arte arquitectónica que no tiene desperdicio.

Una vez hayáis admirado por dentro y por fuera la Sagrada Familia, es hora de darse un chapuzón (si es verano) o de dar un paseo agradable por el paseo marítimo hasta la hora de comer. Dirígete hacia el barrio de la Barcelona donde encontrarás diversas playas para relajarte y pasar el color.

Si no quieres mojarte, siempre puedes calzarte las deportivas y recorrer el antiguo barrio de pescadores, todo un símbolo de Barcelona, con restaurantes especializados en pescados frescos y paellas, donde degustarás gastronomía local bajo el sol del Mediterráneo.

barceloneta

Por la tarde.-

¡Es hora de bajar la comida! Ve hacia la montaña de Montjuïc desde la Barceloneta para disfrutar de unas vistas privilegiadas. Es un paseo muy agradable que te permitirá hacer un poco de ejercicio hasta llegar a un mirador muy bonito donde podrás ver todo el litoral de la costa barcelonesa.

Aquí encontrarás diferentes atractivos relacionados con los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, como puede ser el Estadio Olímpico, todo un símbolo de un momento histórico que fue clave para la historia de España y de la propia ciudad. Puedes entrar y ver las fotografías, el medallero, elementos decorativos de la época, etc.

Una vez pases por todo esto llegarás, por la parte de atrás, al Museo Nacional de Arte de Cataluña (MUNAC). Este museo es muy bonito tanto por fuera como por dentro. De hecho, alberga una colección de Arte Románico más completa del mundo, siendo de especial relevancia entre los amantes del arte. A sus pies, podrás admirar la escalinata de la Plaça d’Espanya y unas vistas exquisitas de Barcelona.

Disfruta del atardecer con estas vistas porque son todo un espectáculo visual. Además, cada noche hay espectáculos en la Fuente Mágica de Montjuïc, donde la luz, el agua y la música hacen una combinación de ensueño para ofrecer a los visitantes un espectáculo lleno de magia y color.

 

Día 3: Barrio del Born y Park Güell

Por la mañana.-

Ver Barcelona en 3 días no sabe a poco si dedicas el último día a combinar tradición y arte. Es el caso del Barrio de Sant Pere, Santa Caterina y la Ribera-Born, una de las zonas de Barcelona con mayor encanto y más transitadas por los turistas. Sus callejuelas, sus gentes y su tradición se mezclan con edificios emblemáticos.

Por ello, lo mejor es bajarse en Urquinaona y adentrarse por la calle Sant Pere Més Alt, donde tus ojos se deleitarán con el Palau de la Música Catalana, una verdadera maravilla del arte modernista catalán. Sus relieves, mosaicos y colores ponen la guinda a una ciudad que emana arte por los cuatro costados.

Una vez hayas fotografiado este edificio, te dejamos una lista de lugares interesantes en este barrio:

  • El Centro Cultural El Born
  • Basílica de Santa María del Mar
  • Mercado de Santa Caterina
  • Parque de la Ciudadadela
  • Museo del Chocolate
  • Arco del Triunfo
  • Museo Picasso
  • Zoológico de Barcelona

mercado barcelona

Por la tarde.-

Después de degustar algunas tapas por el Barrio del Born y antes de marcharte de Barcelona, es hora de darse un paseo por la naturaleza más modernista que jamás verás: el Parc Güell.

El parque, en sus orígenes, fue concebido por Gaudí como un espacio de jardines y árboles donde se albergarían viviendas de alto standing con acabados de gran valor artístico. El parque es una inspiración del Templo de Apolo en Delfos y hoy en día es un punto de encuentro para barceloneses y turistas.

Observar sus escalinatas, sus pabellones, sus plazas y caminos es todo un espectáculo visual donde el trencadís y la etapa naturalista del autor están presentes en cada rincón. Además, las vistas de la ciudad son preciosas, por lo que es el fin de fiesta perfecto para ver Barcelona en 3 días.