Al monte Tibidabo también se le conoce como la montaña mágica. Está ubicado a 512 metros sobre el nivel del mar, lo que lo convierte en el punto más alto de la Sierra del Parque Natural de Collserola.

A tan sólo 25 minutos en coche desde el Mercedes Heritage Apartments, en la cima de esta montaña os esperan distintas atracciones y actividades que convertirán vuestro paseo por la ciudad de Barcelona en una aventura digna de compartir con familiares y amigos.

Un parque de atracciones

El parque de atracciones Tibidabo es considerado el más antiguo de toda España. Fue inaugurado en el año 1899 y hasta entonces conserva en perfecto funcionamiento algunas de sus principales atracciones.

Cuenta con más de 25 atracciones divididas en varios niveles; el último se trata de un mirador con las más increíbles y espectaculares vistas de la ciudad de Barcelona en todo su esplendor, en donde podréis estar rodeados de naturaleza.

Una de las atracciones más emblemáticas es El Avión, un simulador de vuelo impulsado con su propia hélice. En la actualidad cuenta también con atracciones más modernas, tales como la montaña rusa, en la cual podréis vivir aventuras llenas de adrenalina.

Templo Expiatorio del Sagrado Corazón

Es un monumento que celebra a San Juan Bosco, su construcción tomó casi 60 años en llevarse a cabo. Posee una combinación de estilos fascinante y se encuentra dividida en dos partes: la iglesia en la parte superior y la cripta en la parte inferior.

Se ubica en la parte más alta del monte Tibidabo. Su cúspide está coronada por la figura de un Sagrado Corazón de Jesús que abraza la ciudad.

La majestuosa silueta del templo lo hace visible desde casi cualquier punto de Barcelona. El acceso al templo es totalmente gratuito, pero si queréis disfrutar de la vista desde lo alto del mismo, el acceso al elevador tiene un costo.

Torre de Collserola

Es también conocida como la Torre de Telecomunicaciones. Fue construida en el marco de los Juegos Olímpicos celebrados en Barcelona en el año 1992.

Con un diseño futurista, la torre posee un mirador abierto al público al cual se puede acceder por un elevador, desde su cima se pueden observar las hermosas panorámicas de la ciudad de Barcelona o de la comarca Vallés Occidental.

La torre ofrece sus espacios para la celebración de eventos corporativos con su servicio de cátering para empresas. Además de sus salas de recepción y reuniones, en la planta del mirador pueden darse cita más de 100 comensales.

Observatorio Fabra

Se trata de uno de los observatorios más antiguos del planeta que todavía está funcionando. Situado en un contrafuerte del Tibidabo, basa su actividad científica en el estudio de cometas y asteroides.

Se encuentra dividido en tres secciones según su objeto de estudio: sección astronómica, sección meteorológica y sección sísmica.

Algunas de las actividades que el observatorio ofrece a sus visitantes son:

  • La visita diurna, donde el personal muestra las instalaciones del observatorio y los proyectos que se realizan.
  • La visita nocturna, en donde se lleva a cabo la observación del cielo a través de un telescopio. Las horas de esta visita varían dependiendo de la estación del año.
  • La cena bajo las estrellas, que es exclusiva del verano, donde podréis disfrutar de cena, visita guiada, observación del cielo nocturno y conferencias.

También, ofrecen visitas para grupos y escolares entre semana; el contenido y la duración se adaptan a las necesidades del grupo visitante. Todas las actividades del observatorio funcionan previa reservación.

Otras actividades del Tibidabo

Otras actividades de las que podréis disfrutar en esta montaña mágica son las excursiones en bici o a pie, en las que tendréis la posibilidad de fotografiar la ciudad desde las alturas y gozar al máximo de todas las bondades que ofrece el Tibidabo.

Otra opción atractiva para visitar es el Museu dˈAutomates, que tiene una colección que data del siglo XIX.

La sala de espejos Miramiralls es otro sitio icónico, en donde podréis experimentar los diferentes efectos visuales de los espejos, para pasar un rato divertido y deslumbrante.

También cuenta con áreas para hacer picnics, servicio de cafeterías, restaurantes y comedores, ideal para vosotros si sois de los que considera que una visita no está completa sin la degustación de sus sabores.

La visita a la montaña mágica no estaría completa sin el ingreso al funicular del Tibidabo y el tramvia Blau, dos medios de transporte antiguos y que guardan un encanto único.

El recorrido del tranvía os acerca hasta la parada del funicular, el cual luego os asciende a la cima del Tibidabo en pocos minutos.