Son muchos los platos emblemáticos de la cocina barcelonesa, pero algunos de ellos han llegado a caracterizar a la ciudad, e incluso la representan en otras partes del mundo. Aquí les dejamos los 6 platos más característicos de la gastronomía de Barcelona:

1.     Pan con tomate

Pan con tomate - Gastronomía BCN

Este sencillo plato forma parte de la identidad gastronómica catalana: su origen se remonta a finales del siglo XIX en las casas de payés.

Esta delicia es además muy fácil de preparar siguiendo los cánones catalanes: un buen pan de payés en el que se restriega un tomate, se espolvorea con sal y se corona con un copioso chorro de aceite de oliva extra virgen, y ¡voilá!

Se sirve en casi todos los bares y restaurantes de Barcelona, donde cada quien lo ha adaptado a su visión, usando cualquier pan, incluso negro, y por ejemplo, rayando el tomate.

En el Bar Nou, ubicado a unos 10 minutos de la carrer de Provença, se puede degustar uno de los panes con tomate más clásicos de la zona, así como también las variaciones más modernas de la misma receta.

2.     Calçots

Calçots

Esta variedad de cebolla es habitual en el interior de Cataluña y suele presentarse en la mesa en invierno como un plato tradicional de la gastronomía catalana.

Los calçots son muy sencillos de cocinar. Esta cebolla larga se pone a la parrilla y se envuelve en periódico para llevarla a la mesa.

Antes de comerlas, tenéis que pelar la capa externa que se ha quemado. Entonces quedará la cebollita blanca, que debéis hundir en una salsa de romesco hecha con tomate, pimientos, almendras, pan y aceite de oliva extra virgen.

Es un plato que puede ser un poco sucio de comer porque se toma con las manos. Por eso es habitual que la familia o amigos se reúnan para una calçotada: todos se ubican junto a la parrilla de donde toman los calçots, los hunden en la salsa e inclinan hacia atrás la cabeza para engullirlos, procurando no ensuciarse.

Si deseáis disfrutar de unos clásicos calçots en Barcelona podéis hacerlo muy cerca de los apartamentos Mercedes Heritage. A solo minutos, en la carrer de la Diputació, encontraréis el restaurante Can Vador, que ofrece calçots con salsa romanesco muy apetecibles.

3.     Butifarra

Butiffarra

La cocina ibérica es famosa por sus embutidos, y en la gastronomía catalana la reina es la butifarra, una especie de salchicha gruesa hecha de cerdo que se sirve de varias formas: frita, asada a la parrilla e incluso cruda.

A veces se acompaña con un pan a modo de hotdog, pero la forma más tradicional de comerla es con alubias blancas o rosadas.

Es un plato para olvidaros por completo de las calorías y entregarse al placer de comer en Barcelona. Unas de las mejores butifarras las encontraréis en el restaurante Butipà, ubicado en el carrer Ramelleres.

4.     Escalivada

Escalivada

Este platillo se sirve como aperitivo o tapa en los restaurantes y es también uno de los consentidos de la cocina catalana.

La receta auténtica de la escalivada catalana lleva berenjenas, pimientos, cebollas, patatas, aceite y sal. Se llevan los ingredientes a la parrilla hasta que estén cocidos. Una vez que están fríos, se pelan y se eliminan las semillas.

Se cortan en tiras longitudinales y se sazona con sal, aceite y algunos trocitos de ajo. Algunos colocan aceitunas negras y hasta anchoas.

5.     Arroz negro

Arroz Negro

Valencia tiene su paella y Cataluña tiene su arroz negro, que es típico de la Costa Brava. Se cocina el arroz con sepia, mariscos, ajo, cebolla y a veces tomate.

En este plato típico de Barcelona se aplica el refrán “cada maestro tiene su librillo”, pues encontraréis diversas formas de preparar este arroz y de servirlo, por lo que no existe una forma única de este platillo dentro de la gastronomía catalana.

Para degustar un delicioso y tradicional arroz negro debéis pasar por el Passeig del Born. Allí encontraréis el restaurant Casa Varela, especialista en la preparación de arroz negro con alcachofas y calamares pequeños, también conocidos como chipirones.

6.     Crema catalana

Crema Catalana

Es el postre rey de la gastronomía catalana. Este es un plato típico que se prepara a base de yema de huevo, azúcar, harina de trigo, leche aromatizada con canela y la piel de limón o naranja.

Su capa crujiente de azúcar caramelizada y la cazuela de barro en la que es servido son el toque hogareño de este postre tan tradicional que debe probarse si se pasa unos días en la Ciudad Condal.

Muy cerca de Mercedes Heritage Best Barcelona Apartments se encuentra el restaurante Julivert Meu, ubicado en la carrer del Bonsuccés. Allí podréis degustar de una auténtica y tradicional crema catalana, con abundante azúcar en su superficie y con bastante espesor.

Related Posts