Los mejores 10 bares secretos de Barcelona

Al ser un sitio tan turístico, los bares y restaurantes se consiguen en cada esquina de Barcelona. Dependiendo de la temporada, podrían estar llenos. Estos sitios tienen su encanto, pero también hay lugares clandestinos que pasan desapercibidos por el turista promedio y son el santuario de las reuniones de los locales.

La mayoría de estos sitios están hacia el centro de la ciudad, a los cuales podréis acceder de forma rápida desde su hospedaje en Mercedes Heritage Apartments. A continuación mencionaremos los bares secretos más emblemáticos de Barcelona:

1-Paradiso

Este encantador bar especializado en cocteles tiene como fachada el Bar Pastrami, una tienda de bocatas. ¿Cómo entrar?  Debéis preguntar por la parte de atrás. Debéis pasar primero por un frigorífico, pero no os arrepentiréis.

Ubicación: Carrer de Rera Palau, 4.

2-Bar Mariatchi

Ubicado en el barrio Gótico, este simpático lugar es propiedad del famoso músico Manu Chao. Su personalidad quedó plasmada en los murales mexicanos que adornan el lugar, en sus mojitos y en los conciertos que organizan regularmente. El Bar Mariatchi es una opción muy asequible para aquellos que anden cortos de pasta y quieran pasar un buen rato.

Ubicación: Carrer dels Codols, 14.

3-Rabipelao Rawalistan

Un pequeño rincón de Venezuela en Barcelona. Su decoración vistosa, cocteles tropicales y deliciosas arepas hacen de Rabipelao un lugar que debéis visitar al menos una vez en la vida. Además, admiten mascotas.

Ubicación: Carrer de la Mercè, 26.

4-Speakeasy

Este elegante bar parece haber detenido su reloj en la época de la Ley Seca, cuando la privacidad era esencial para aquellos que querían irse de copas.  Su método de admisión es altamente exclusivo, pues se requiere una contraseña para ingresar.

Ubicación: Carrer de Aribau, 162.

5-Betty Ford´s

La música indie es el soundtrack permanente de este bar decorado a un estilo retro muy americano. Ubicado en El Raval, este sitio atrae a una gran cantidad de hipsters que solo quieren divertirse un rato con sus amigos, tomar unas copas y ver una de las películas de las proyecciones organizadas por Betty Ford´s.  Si visitáis el lugar, no dudéis en probar sus hamburguesas.

Ubicación: Carrer de Joaquín Costa, 56.

6-Bar Mut

Su exclusividad es tan extrema que está enteramente prohibido tomar fotos en el lugar. Para entrar, debéis pasar primero por una casa. De este bar podemos decir que su decoración parisina reviste al lugar de una atmósfera de antaño que recuerda a la famosa película de Woody Allen Medianoche en París.

Ubicación: Pau Clarís nº 192

7-Papillon

El lugar más secreto de la lista, su pesada puerta de metal sirve como fachada a este bar en el que la música suena más duro de lo que cualquier persona que estuviese afuera imaginaría. El atractivo de este sitio radica en la hora de su apertura, pues en cualquier día de semana a las 4 de la mañana lo podrás ver- o escuchar- abierto sin ningún problema.

Ubicación: Carrer de la Neu de Sant Cugat

8- El Armario

Este bar es material de leyendas urbanas, pues para entrar debéis pasar a través del armario del dueño del bar. Una visita exitosa a este bar no es segura, ya que el dueño solo abre el local si se encuentra de buen humor.  El Armario es un sitio pequeño, pero lleno de encanto y sorpresas.

Ubicación: Carrer de la Riereta, 11

9- Pipa Social Club

Con una decoración del siglo XIX, este sitio ofrece un ambiente discreto para hablar con los amigos hasta despuntar la aurora. El local consiste en un piso de seis habitaciones con vistas de la Plaça Reial. Para entrar debéis llamar el timbre, y luego subir por unas escaleras angostísimas, para por fin llegar a un lugar que parece sacado de las historias de Sherlock Holmes.

Ubicación: Plaza Reial 3

10- Nevermind Skatebar

Su nombre delata la influencia que el grunge tiene en este lugar lleno de grafitis, pegatinas y cerveza barata. Este es el sitio ideal para los amantes del monopatín, pues cuenta con una piscina para practicar skateboarding. Si queréis sentir que estáis en el Seattle de los años 90, este es el lugar para hacerlo.

Ubicación: Carrer d’Escudellers Blancs, 3.

¿La opción ideal?

Queda a vuestro criterio, pues la riqueza cultural que posee Barcelona abriga a gente de culturas y preferencias muy distintas.