Al visitar el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona la primera interrogante surge al primer instante: ¿por dónde empezar? Este emblemático lugar está compuesto por seis espacios diferentes dedicados a áreas distintas de las ciencias naturales, pero igual de interesantes.

El Jardín Botánico Histórico, el Jardín Botánico de Barcelona, el Instituto Botánico en Montjui, el Laboratori de Natura, el Museo Martorell y el más reciente Museo Blau son exposiciones abiertas a todo público y disponibles casi durante todo el año.

Jardín Botánico Histórico

Detrás del Museo Nacional de Arte de Catalunya se encuentra una verdadera joya de la naturaleza. El Jardín Botánico histórico está situado exactamente en Foixarda de la montaña de Montjuic.

Al entrar a este espacio la primera diferencia que se percibe es la temperatura, porque usualmente es tres o cuatro grados más baja que sus alrededores; esto debido a que el jardín se encuentra sumergido entre dos hondonadas de una antigua cantera, condición que le permite tener un clima diferente ya que, al ser más profundo, se acumula el aire frío.

Este ambiente condiciona el tipo de plantas, provenientes de todo el mundo, que habitan allí. En este lugar podréis encontrar los árboles más altos de Barcelona.

Dentro de las colecciones están plantas propias de la región que incluyen Catalunya, Islas Baleares, Los Pirineos, entre otras.

Jardín Botánico de Barcelona

¿Creéis que se puede estar en cinco países del globo terráqueo en un mismo lugar? En el Jardín Botánico de Barcelona es posible.

Catorce hectáreas simulan los paisajes de Australia, California, Sudáfrica y Chile, y los comparan con la belleza natural de la cuenca mediterránea. Son cinco hábitats distintos que muestran las diferencias y similitudes de la naturaleza. Es la manera perfecta de comprender cómo el entorno se adapta a las condiciones y por qué cada región tiene sus propias características.

Si bien se puede visitar en cualquier época del año, es importante saber que la vegetación cambia de acuerdo con la estación climática, por lo que también podréis observar cómo afecta el verano, el otoño, la primavera y el invierno a los suelos.

Pero este espacio es mucho más que paisajismo, ya que aquí se encuentra el Instituto Botánico de Montjuic, también llamado Instituto Botánico de Barcelona.

Instituto Botánico de Barcelona

Es considerado el principal instituto de investigación botánica de España. Aquí, científicos hacen cada día nuevos estudios acerca de la biodiversidad, la evolución de las plantas, la preservación de especies, la historia de la botánica y el estudio de las diferentes colecciones.

En el edificio podréis encontrar una biblioteca, el herbario más antiguo de España, entre otras áreas que albergan documentos y repertorios de plantas, vegetales y animales.

Laboratori de Natura

Otros de los espacios dedicados al estudio que tiene el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona es el Laboratori de Natura, esta zona forma parte de los centros de investigación del parque de la Ciutadella y, al igual que el Instituto Botánico, es una pieza fundamental para la preservación y análisis de las colecciones.

A simple vista el lugar es maravilloso, ya que es un castillo; específicamente el Castillo de Los Tres Dragones. A lo largo de los años ha tenido varios usos, pero en estos dos últimos se dedica a albergar joyas de la zoología.

En la actualidad no está abierto al público porque está en trabajos de arreglo para nuevas exposiciones. Solo está disponible su biblioteca y la consulta científica.

Museo Martorell

Es otra gema arquitectónica de Barcelona. El arquitecto Antoni Rovira i Trias diseñó este edificio especialmente para ser el primer museo público de la ciudad , y eso se nota a simple vista. Líneas clásicas, sencillas pero imponentes, le dan vida a esta obra que hoy alberga repertorios en materia de geología y paleontología.

Este espacio también se encuentra fuera de servicio, debido a que sus exposiciones se trasladarán al Castillo de Los Tres Dragones o Laboratorio de Naturaleza.

Museo Blau

Inaugurado en 2011, el Museo Blau es la sede más nueva del Museo de Ciencias Naturales de Barcelona. Se trata de un edificio enorme y atractivo gracias a su modernidad. Miles de piezas se exhiben en este espacio de más de 9 mil metros cuadrados.

Se trata de un área dedicada a la difusión del conocimiento, debido a que casi siempre es sede de alguna conferencia, charla o exposición nueva.

Como podéis ver, el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona es una presea natural, histórica y científica. Este espacio lleno de exhibiciones adentra a todo espectador a un mundo que permite comprender el desarrollo del planeta. ¡No dejéis de visitarlo!