Disfruta la Navidad en Barcelona

La Navidad es esa época del año que la gente espera. Es una fiesta anual y universal que se celebra el 25 de diciembre de todos los años. Es exactamente una semana antes de empezar un nuevo año y está marcada con celebraciones y banquetes.

Familias cuyos miembros están lejos se desplazan a través de distintas partes del mundo, viendo esta fiesta como una oportunidad para reuniones. Dado que las vacaciones se conceden universalmente, las personas tienden a regresar a sus casas para celebrar con sus hermanos y sus padres, a quienes no han visto en un buen tiempo. Esta fiesta tiene su origen en la celebración cristiana del nacimiento de Jesucristo.

La Navidad en Barcelona siempre es divertida, siempre hay algo que esperar tanto para los chicos como para los adultos. En Barcelona —ciudad española, capital de Cataluña—la Navidad se celebra en el lapso de doce días, y está llena de mucha diversión y celebraciones. El último día de las fiestas se llama Epifanía; es el 6 de enero, el día número doce luego de Navidad.

Se trata de una oportunidad única en el año para disfrutar de la ciudad de Barcelona, y qué mejor manera de hacerlo que disfrutando las comodidades de un apartamento de lujo.

Entre las actividades que no deberías perderte durante Navidad en Barcelona se incluyen:

El Tió de Nadal (Tronco de Navidad)

El Tió de Nadal es la figura de un tronco disfrazado con elementos navideños. En Cataluña es una tradición de toda la vida, es uno de los métodos barceloneses para divertir a niños y visitantes.

Se trata de vestir un tronco con una cara feliz, una sábana y un sombrero rojo. El Tió es alimentado con turrones todas las noches, desde el 8 de diciembre hasta Nochebuena, momento en el que los niños cantan la canción tradicional y golpean el tronco con palos.

Mientras es golpeado, el tronco “defeca” dulces y golosinas para los niños. El Tió se erige en la Plaça Nova, justo al lado del Mercado principal de Santa Llúcia.

Mercados navideños

Otro evento divertido en el que puedes participar es una visita a cualquiera de los diversos mercados navideños de Barcelona. Entre estos mercados destaca la Fira de Santa Llúcia.

La Fira de Santa Llúcia es el mercado navideño más antiguo y más grande de la ciudad, ha existido por más de dos siglos. Está localizado en la avenida de la Catedral.

El mercado funciona durante un mes, entre la última semana de noviembre y la última de diciembre. Abre diariamente desde las 10:30 am hasta las 10:30 pm y cuenta con la venta de verduras y vegetales, artesanías, escenas y figuras para el nacimiento, instrumentos navideños y variedades para regalar.

Otro mercado navideño notable es el de la Sagrada Familia, que ofrece todo lo que se necesita para decoraciones. Está ubicado frente a la Sagrada Familia y opera en el mismo período que la Fira de Santa Llúcia. Abre todos los días desde las 10:00 am hasta las 10:00 pm.

Cavalcada dels Reis

En Barcelona los términos “Navidad” y “diversión” están entrelazados. Es una época en la cual se construyen recuerdos y se comparte amor. La Cavalcada dels Reis es otro increíble evento, también conocido como el Desfile del Día de Reyes.

El evento puede ser similar a la entrega de regalos de Papa Noel que se celebra en otras partes del mundo. Siempre se festeja un día antes del último día de la celebración de la Navidad.

En el Desfile del Día de Reyes la idea de Papa Noel bajando por la chimenea desde Roma es remplazada por la figura bíblica de los Tres Reyes Magos, montando sobre sus camellos y dando regalos a los niños la noche entre el 5 y el 6 de enero. Unos días antes de la Cabalgata de los Reyes, los niños escriben cartas indican sus opciones preferidas de regalos.

Las ventajas de un clima agradable

La condición climática de Barcelona en la época de las fiestas es otro factor que facilita la diversión. Durante las festividades navideñas Barcelona no es siempre tan fría, al menos no tan fría como Madrid.

El promedio máximo de la temperatura en Barcelona durante diciembre es 57 °F/14 °C, el promedio mínimo es 43 °F/6 °C, y raramente nieva. Esta condición climática hace que la Navidad sea más agradable, dado que las personas tienen la libertad de salir y vivir todos esos momentos divertidos.

La desventaja de esto es el hecho de que quienes celebran en Barcelona no llegan a experimentar una blanca Navidad: dado que no nieva, no hay blanca Navidad.

Otras actividades

Entre las otras muchas actividades divertidas que caracterizan la Navidad de Barcelona se incluyen El hombre de las narices, representaciones del Belén, mirar los fuegos artificiales y las pantallas en Fin de Año, las tradiciones escatológicas y el Dia dels Innocents —que puede ser similar al April fool’s Day y que se celebra el 28 de diciembre.

Los nativos de Barcelona pueden dar fe de la diversión que acompaña a los 12 días de celebración. Aunque Barcelona es considerada segura para turistas, estos deben estar muy pendientes y ser muy cuidadosos, dado que hay muchos carteristas y ladrones de bolsos en las áreas con las atracciones turísticas más populares de Barcelona.