Sant Jordi es quizá la fiesta por excelencia del romance Catalán y una de las leyendas más conocidas en todo el territorio de Cataluña.

Esta festividad es una suma de tradiciones de diversas épocas que narran: la historia de un caballero que mató un dragón para salvar a la princesa. Cuenta la leyenda, que de su sangre creció una rosa roja para la más bella flor del pueblo.

Bien, esta prosa siempre ha ido más allá que ella misma, y se ha convertido en una de las costumbres culturales barcelonesas, y catalanas más populares de la tierra.

Ya desde el siglo XV se organizaba en la ciudad de Barcelona una feria de rosas, pero en la actualidad ha evolucionado a un folclore de regalos, libros para ellos y rosas para ellas, promesas y declaraciones de amor.

Como capital, Barcelona alberga una gran celebración durante este día, y no es para menos. Engalanan toda la ciudad para festejar el Día de Sant Jordi, pasear por las calles de la Ciudad Condal, y presumir con tu enamord@ de la mano.

¿Qué hacer en Barcelona el día de Sant Jordi?

El día de Sant Jordi es muy especial para todos los catalanes puesto que como venimos contando, es un día de declaraciones de amor a través de las ofrendas de rosas para ellas y los presentes de libros para ellos.

Si te animas a pasar el día por Barcelona, encontrarás en cada rincón de sus calles puestos de libros y rosas para poder demostrarle a la persona que más quieres tu amor.

Además, encontrarás infinidad de actividades como espacios de lectura, habitualmente la leyenda de Sant Jordi y la conmemoración de Cataluña y sus tradiciones o zonas en la que los escritores del momento firmarán autógrafos y ejemplares de sus libros.

La importancia de la figura del caballero Sant Jordi

Como habéis podido comprobar en este artículo, la figura del caballero de Sant Jordi es muy importante en las tradiciones catalanas y barcelonesas, y no es para menos puesto que es el patrón de Cataluña y en su leyenda se reflejan muchas de las costumbres que tiene su cultura.

También se le ha hecho homenaje a esta figura a través de nombramientos de edificios emblemáticos de la ciudad de Barcelona como puede ser el palau Sant Jordi en el que importantes artistas internacionales eligen para dar sus conciertos, o bien calles relevantes en las ciudades catalanas.

La ciudad de origen de la leyenda

Seguro que os preguntaréis cuál fue la ciudad de origen de esta leyenda, bien pues tiene un nombre: MontBlanc. Al igual que la ciudad de Don Quijote, Sant Jordi sucedió sus proezas frente al dragón y la princesa en dicha ciudad.

Para el 23 de Abril de cada año, Montblanc celebra un gran día con el recuerdo del día medieval y las tradiciones más catalanas de ese momento.

Si os animáis a visitarla, os va a encantar, puesto que el encanto de Cataluña y la magia de Sant Jordi se respiran por cualquier punto de su villa.