Conociendo Barcelona desde sus vinos

¿Qué mejor acompañante que una copa de vino para explorar la ciudad condal? Una de las actividades que Barcelona brinda a sus visitantes es la posibilidad de vivir una experiencia de enoturismo que refrescará el paladar y creará recuerdos inolvidables.

Adentrarse en las diferentes bodegas y viñedos es una vivencia singular, pues podrás ver de cerca el proceso de producción del llamado caldo de los dioses, cuya extensa tradición es referente obligado de esta ciudad española.

A continuación te contamos sobre las bodegas más destacadas de Barcelona que ofrecen excelentes catas de vino, en donde podrás saborear los sabores más exquisitos y pasear por sus instalaciones. ¿Estás listo para la ruta del vino en Barcelona? ¡Vamos!

Bodega Parés Baltà

Se trata de una bodega ubicada en Pacs del Penedés y que inició su labor vinícola en 1970. En esta se producen especialmente 4 familias de vinos: cavas, vinos origen, Microcuveés y R-Evolution, cada uno con una personalidad muy marcada y de una excelente calidad gracias al meticuloso proceso de producción.

La bodega Parés Baltà cuenta con cinco fincas que gozan de diferentes microclimas, lo que permite la producción de vinos bastante variados; allí se cultivan 18 tipos de uvas.

Puedes visitar esta bodega de lunes a domingo de 9:30 h a 16:00 h; el paquete general que ofrece la empresa consta de un tour por el viñedo y una cata con comentarios que tiene una duración de 2 horas.

Bodega J. Miquel Jané

Son dos fincas las que forman parte de la bodega J. Miquel Jané, sitio predilecto para quienes disfrutan de una experiencia educativa profunda, pues el punto de diferenciación de esta bodega está en su carácter pedagógico.

Todos los vinos que se producen en estos viñedos conforman la Denominación de Origen Penedés, lo que es garantía de la alta calidad de dichos productos.

Al visitar este establecimiento podrás pasearte por la bodega y el viñedo, lugares en donde se darán explicaciones y cursos relativos a la cata de vinos y a la viticultura. También podrás degustar algunos de los vinos producidos en esta bodega que han sido galardonados internacionalmente.

Las visitas a la bodega J. Miquel Jané pueden hacerse los sábados y domingos de 11:00 h a 14:00 h, y la experiencia completa tiene una duración de 3 horas.

Cava Guilera

En Lavern-Subirats se encuentra la sede de esta prestigiosa marca de cava, que viene produciéndolos desde 1927. La experiencia que ofrecen es bastante completa, dado que es posible visitar las viñas y escuchar los comentarios de Pere Guilera, viticultor y enólogo de Cava Guilera.

Además, entre septiembre y octubre es posible disfrutar de degustaciones de la colección de esta empresa, que cuenta con 25 variedades distintas de uvas.

Un elemento particular de Cava Guilera es que tienen un pequeño museo en donde exhiben diferentes máquinas y herramientas vinculadas con el proceso de la producción de vino, así como fotografías e incluso algunos restos arqueológicos romanos que han sido hallados en la zona al labrar la tierra.

Luego de la visita a las instalaciones, es posible instalarse en la sala de degustación y probar los más deliciosos vinos acompañados de quesos y embutidos. Y si deseas llevarte alguno de estos vinos a casa, podrás adquirirlos en la tienda, en donde también hallarás libros sobre vinos y artesanía típica de la región.

Taca de vi

Si quieres una experiencia más íntima y personalizada, Taca de vi es la empresa ideal. Estos especialistas en catas se desplazan a donde el cliente lo desee, bien sea un sitio de hospedaje, una casa particular o algún salón de eventos, y preparan una cata totalmente adaptada al grupo presente.

Además de la tradicional cata, Taca de vi asesora a los clientes sobre los vinos que pudieran ser de mayor agrado según sus gustos, así como también imparten cursos de catas y de maridaje de vinos.